LA PARTERÍA, UN CAMPO FÉRTIL PARA EL EMPRENDIMIENTO SOCIAL

A todas esas mujeres que nos han dado luz

“Si queremos encontrar alternativas seguras a la obstetricia, debemos redescubrir la partería. Redescubrir la partería es lo mismo que devolver el parto a las mujeres. Imaginar un futuro en el que los equipos quirúrgicos estuvieran al servicio de las parteras y las mujeres en lugar de controlarlas.”

-Michel Odent Médico obstetra francés y especialista en parto

Introducción

Este reporte tiene la finalidad de presentar argumentos a favor de la partería como campo fértil para el emprendimiento social, la inversión de impacto y la filantropía en México. Surge a partir del creciente consenso sobre la necesidad de encontrar un mejor modelo de atención en salud sexual y reproductiva para la mujer, que sea accesible y de calidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la creciente medicalización de los nacimientos genera daños, que el parto debe ser tratado como un proceso natural, con la madre en el centro de la toma de decisiones, y recomienda intervenir sólo cuando haya complicaciones.

Las parterías deben concebirse como espacios donde se brinde atención respetuosa y de calidad a las mujeres durante su vida sexual y reproductiva, incluyendo el embarazo, el parto y el puerperio, así como atención del recién nacido, independientes, pero no desvinculadas, de la medicina obstétrica.

Hispanics in Philanthropy (HIP) identificó la necesidad de unir el campo de la partería con el mundo de la inversión de impacto, especialmente la inversión de impacto con perspectiva de género. De este enfoque nace este reporte, el cual pretende proporcionar elementos para que inversionistas de impacto y filántropos en América Latina y Estados Unidos de América, vean en el modelo de partería un modelo de negocios rentable con impactos positivos en la salud de las mujeres y sus familias.

Los modelos de negocio en partería propuestos y desarrollados en el reporte son: clínica de salud sexual y reproductiva, consultorios, escuela de partería, y plataforma digital. La difusión de la práctica de la partería permite generar espacios valiosos de atención respetuosa y de calidad para las mujeres durante su vida sexual y reproductiva, en especial antes, durante y después del embarazo.

¿Por qué invertir en partería?

Por años, las parteras tuvieron un papel crucial en la salud sexual y reproductiva de las mujeres y sus familias, el cual fue relegado hasta el punto de quedar invisibilizado. Es tiempo de reivindicarlas.

Las parteras deben ser reconocidas como profesionales de la salud con un enfoque multidisciplinario que proveen atención a mujeres y son pieza clave para que esta atención sea sensible a los usos y costumbres de las mujeres que atienden.

Existen numerosas publicaciones que tratan el tema de la atención al parto, las cuales presentan abundancia en argumentos y datos fundamentados del impacto positivo del modelo de partería. Aquí se mencionan algunas publicaciones que se consideran relevantes para los fines de este reporte y las fuentes de origen para una documentación más exhaustiva.

Como se muestra en la matriz de publicaciones (figura 1.), existe un área de oportunidad, indicada por el cuadrante amarillo, en la creación de contenido referente al negocio y la viabilidad financiera en modelos de partería. Con esta publicación se busca incentivar la participación del sector privado y de fondos nacionales e internacionales hacia una movilización de recursos en modelos de partería. Existe un vacío, tanto en el cuadrante teórico como práctico, indicado por el cuadrante morado, de literatura en español situada en la realidad del contexto mexicano.

Partería en México

En México, dos de cada tres cesáreas son innecesarias. A nivel nacional, 45 de cada 100 nacimientos son por cesárea, según las últimas estadísticas de la Secretaría de Salud, realizadas en 2015. En hospitales privados prácticamente ocho de cada diez bebés nacen por cesárea y sólo dos por parto (79.1% en 2015), mientras que en los hospitales públicos, el índice de cesáreas es de 36.7%. 

Las mujeres con mayor probabilidad de ser sujetas a cesáreas innecesarias pertenecen a los estratos económicos más altos, tienen niveles más altos de educación y viven en zonas urbanas. Esto se da por la creencia de que las cesáreas son inocuas y no representan un riesgo para la salud, a pesar de estar demostrado que la intervención aumenta la probabilidad de hemorragia, de infección, de extirpación de la matriz y de lesiones a órganos vecinos.

En México, la hemorragia obstétrica es la segunda causa de muerte materna, y esa complicación tiene una más alta relación con la cesárea que con el posparto vaginal.

A pesar de ello, la geografía del riesgo nos dice que la probabilidad de morir por una causa relacionada al parto es cinco veces mayor para las mujeres en los 100 municipios más pobres del país, y tres veces mayor para las mujeres indígenas que para el resto de las mexicanas. La gran mayoría de estas muertes podrían ser evitadas si todas estas mujeres recibieran una atención calificada antes de la concepción y durante el embarazo, el parto y el puerperio.

Se ha comprobado con solidez que el cuidado de la salud perinatal está fuertemente relacionado con el bienestar a largo plazo tanto de la madre como del recién nacido.

Por otro lado, se ha señalado que en América Latina aproximadamente 15% de los embarazos presentan complicaciones obstétricas. En México estas cifras alcanzan un rango de 10% a 15%. Esto significa que las parteras debidamente capacitadas, y apoyadas por la reglamentación adecuada y conforme a las normas internacionales, pueden proporcionar más de 80% de los servicios esenciales de atención al parto.

Modelos negocio en partería

Todos los modelos presentados en este reporte abrevan casos de estudio existentes en México, Estados Unidos de América, Chile e India, los cuales centran su práctica en la atención de la salud materna y servicios relacionados con la salud reproductiva y sexual de la mujer con el modelo de partería.

Es importante mencionar que la mayoría de los modelos de servicios de partería que existen de manera  activa en México, se llevan a cabo por Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Bajo las regulaciones vigentes, estas figuras legales no pueden tener fines lucrativos a fin de conservar los derechos de donatarias autorizadas por lo que las utilidades que llegasen a generar tienen restricciones en su uso. Por tanto, dentro del marco regulatorio actual, las oportunidades de emprendimiento para las OSC con su oferta actual de servicios de partería son reducidas.

Resumen de unidades económicas por modelo

Los modelos financieros de las cuatro opciones presentadas muestran una diferencia en su estructura de negocio, algunos son más intensivos en necesidades de inversión que otros, mientras que determinados modelos muestran potencial a mayor rentabilidad al obtener flujos más constantes y predecibles.

Aqui mostramos un resumen de la estructura financiera de los cuatro, la intención es comparar las necesidades de inversión, estructura de ingresos, egresos y comportamiento del flujo de efectivo.

Estrategias de inversión de impacto

El sector de partería, como varios sectores de impacto, es muy joven en México, en el sentido de que, históricamente, el sector ha sido del dominio público y de la sociedad civil. Aunque este estudio presenta varios modelos de negocio que podrían ser rentables en el largo plazo, hay pocas organizaciones de partería en México que están constituidas como empresas con fines de lucro, o una estructura legal y fiscal que les permite recibir inversión.

Para el inversionista de impacto esto significa que invertir en el sector de partería en México implica inversiones en etapa semilla o hasta pre-semilla. También implica para el inversionista que la inversión en una empresa de partería sería de un monto relativamente pequeño en relación con el tamaño de la transacción típica de un fondo de inversión de etapas tempranas. Debido al avance a nivel sector empresarial de partería, blended finance, o financiamiento híbrido, podría ser una herramienta poderosa para impulsar el crecimiento del sector e involucrar a otros inversionistas de impacto.

La inversión de impacto con perspectiva de género, la cual se define en el reporte, desglosa la oportunidad del mercado y empieza a trazar un camino para mejorar la situación de inversión con perspectiva de género en América Latina. Hasta la fecha hay poca información en español y con el contexto latinoamericano sobre el tema de inversión con perspectiva de género y menos información sobre cómo aplicar inversión con perspectiva de género a sectores en particular.

Modelos de negocio e inversionistas potenciales

Reflexiones

Los modelos de partería son modelos de nicho y/o modelos dinámicos, lo cual significa que su naturaleza es crecer establemente a ritmos controlados. Este tipo de modelo funciona por innovación incremental, es decir, ofrece servicios y productos ya existentes en un mercado ya conocido.

Los instrumentos de capital paciente, instrumentos convertibles y de salidas estructuradas podrían funcionar para apoyar y detonar emprendimientos en la partería, en donde se utilicen deudas convertibles, acciones preferentes con dividendos de largo plazo, capital redimible e instrumentos basados en flujos de efectivo (revenue share).

Los instrumentos de capital paciente, instrumentos convertibles y de salidas estructuradas podrían funcionar para apoyar y detonar emprendimientos en la partería, en donde se utilicen deudas convertibles, acciones preferentes con dividendos de largo plazo, capital redimible e instrumentos basados en flujos de efectivo (revenue share). Asimismo, las estrategias de finanzas híbridas podrían ser un gran incentivo para promover que inversionistas privados coloquen su capital con menor riesgo y en etapas más tempranas.

Un hallazgo es que, en el contexto actual, la movilización de recursos del sector de la filantropía nacional y donantes internacionales es fundamental para la incubación y puesta en marcha de modelos de partería, ya que muchas de estas unidades económicas inician como modelos de negocio no lucrativos. Es por esto que la filantropía nacional e internacional, así como la inversión de impacto juegan un papel elemental para la promoción, la innovación, la adopción, la escalabilidad, y la sostenibilidad de modelos de emprendimiento en partería en México.

Recomendaciones Generales

Nos entusiasma presentar el resultado de esta colaboración, y esperamos ofrecer desde nuestra perspectiva una narrativa convincente que contribuya a:

  • La inclusión del sector privado en la conversación mediante un abanico de posibilidades que invitan a la inversión y al emprendimiento en servicios de partería redituables.
  • La desmitificación de la partería en México y América Latina, y al posicionamiento de la misma como una alternativa segura, de calidad, culturalmente relevante, sensible a las necesidades de las mujeres y sus familias, económicamente competitiva.
  • El ahorro, la eficiencia y la satisfacción de las mujeres sobre la calidad y atención de los servicios de partería frente a alternativas existentes.

Conoce más sobre las recomendaciones descargando el informe completo.